Tanto si es la primera vez que vas a realizar una sesión fotográfica en exteriores como si tienes alguna experiencia posando, hay muchas dudas que puedes tener ¿cuánto dura? ¿qué tengo que llevar? ¿dónde me cambio de ropa?

Creo que la mejor forma de explicarlo es con un ejemplo, así que voy a contarte cómo fue la última sesión fotográfica que hice en exteriores con la modelo Ana Ponce.

El horario lo marca el Sol

Al tratarse de hacer fotos al aire libre, dependemos principalmente de la luz ambiente que podamos tener. Salvo que se busque un look concreto, por lo general quedan descartados los días lluviosos o con nubes grises.

Es importante un mínimo de pre-producción o conocimiento de la zona. Con Ana fue en la ermita de Villarreal, una zona habitual entre los fotógrafos de comunión o boda. He estado muchas veces pero aún así, la visité varios días antes esa misma semana para ver cómo se generaban las luces y sobras durante la tarde en diferentes lugares.

La luz evoluciona constantemente a lo largo de las estaciones y el clima ¡tiene vida propia!

Calculo la hora de quedada para una sesión en exteriores teniendo en cuenta la puesta del Sol. Por ejemplo, en Villarreal se iba a poner por entonces a las 20:15h así que si quería estar unas 3h tenía que quedas a las 20 – 3 = 17h.

Cuenta que unos 15 minutos se van en la firma de la autorización y en preparar el material fotográfico y ropa.

¿Cuántos cambios de ropa tengo que llevar para una sesión fotográfica?

Hay fotógrafos que limitan los cambios de ropa que puedes hacer. Yo no creo que haga falta siempre que nos movamos en unos límites razonables. Con cada cambio, se pierde tiempo de fotografía ¡el Sol corre más de lo que nos pensamos!

Los fotógrafos llevamos más baterías y accesorios de los que nos hacen falta y las modelos, más ropa de la que se podrían poner en varios días.

Igual que como fotógrafo tengo que hacer una pre-producción antes de la sesión, como modelo es recomendable hacer lo mismo. Si coges toda la ropa que te has comprado hace poco para estrenarla, posiblemente todavía no la conozcas bien ni sepas cómo combinarla.

Si lo que buscas es conseguir un estilo más auténtico, la ropa un poco usada ayuda a que la fotografía sea más creíble.

Hay veces que con un ligero cambio se consigue un estilo completamente diferente. Por ejemplo, Ana llevaba varias chaquetas y un top debajo. De esa forma conseguimos tres estilos diferentes: urbano, melancólico y deportivo, con ropa que cabe en una simple mochila.

Si lo que te gusta es probar ropa nueva y explorar nuevos estilos, colaboro con Rosa Alegre Modas en Castellón, si ves algo que te gusta en su tienda consultaremos tu talla y podrás llevarlo gratis en una sesión.

¿Dónde me puedo cambiar de ropa?

Para cambios mayores de vestuario, podemos buscar previamente a la sesión una zona donde cambiarse: bar, servicios, etc.

Depilación, heridas e higiene general

El lago negativo del aumento de la calidad de las cámaras es que también se hacen más visible los pequeños fallos en el maquillaje, granos o heridas. Aunque todo se puede solucionar en la edición, es mejor que hagamos la sesión teniendo en cuenta todos estos pequeños detalles.

¿Tengo que ir maquillada?

Según el estilo que estés buscando, un maquillaje sencillo suele ser la mejor opción. Por 30€ adicionales puedes contar con una maquilladora profesional.

¿Firmamos algún contrato o documento?

Sí.

Para sesiones privadas o de uso particular, firmamos un contrato básico de prestación de servicios.

Para sesiones de modelos, moda o donde se busque una exposición lo más amplia posible de las fotografías,  utilizo un documento estándar de ShutterStock, la principal agencia de imágenes del mundo.

Publicando tus fotos en Shutterstock consigues una exposición mundial de tu trabajo. Es la agencia de referencia para todo tipo de medios de comunicación, publicistas, diseñadores de moda, fotógrafos, etc.

Son los más estrictos a nivel legal con lo que nos aseguramos de que cumplimos con todas las normas a nivel internacional para la cesión de derechos de imagen.

Descargar autorización para:

Y por último ¡la hora dorada!

Así es como se llama a la última media hora de la sesión, cuando se pone el Sol, el momento más mágico del día y donde todas las fotos quedan geniales.  Es en ese momento cuando podremos probar fotos más divertidas y jugar con lo que surja.