El tema económico suele ser un tabú en la mayoría de conversaciones. Conocemos las creencias de los que nos rodean, la afiliación política pero seguramente no sepamos ¿cuánto dinero ganan? ¿cuánto cobran por su trabajo? ¿cuánto deben?

No deja de ser irónico que pasemos todo el día trabajando para tener dinero y luego haya aspectos del mismo que se mantengan ocultos como si fuera algo oscuro que tengamos que ocultar.

En la fotografía, como en mi trabajo principal de informático, quiero ofrecer la máxima transparencia posible publicando los precios en la web. Como de momento estoy centrando mis esfuerzos en ofrecer sólo dos servicios, puedes ver que cobro 100€ como mínimo por una sesión de retrato personalizada o para cubrir un evento o celebración.

En otras webs de fotógrafos, no publican ningún precio de referencia y piden que contactes con ellos previamente para un presupuesto personalizado.

¿Es caro o barato?

Decidir ésto será cuestión de cada uno, de valorar si lo que va a obtener a cambio le parece bien o no. De la calidad técnica o creativa del fotógrafo y de muchos factores más. Yo sólo quiero compartir algunos datos sobre los costes mínimos en equipamiento que soporta un fotógrafo profesional (sin contar formación):

  • Cuota de autónomo = 275€/mes y ¡subiendo!
  • Cámara de fotos = 700€ mínimo.
  • Objetivo 35mm = 200€
  • Objetivo 50mm = 200€
  • Flash barato = 50€
  • Difusores de luz = 50€
  • Mochila = 30€
  • Tarjetas y memorias = 50€
  • Trípode = 80€
  • Estabilizador imagen = 100€
  • Ordenador para edición = 1.000€
  • Software = 80€/mes
  • Conexión Internet = 50€/mes
  • Total 1 año = 7.320€

Precios tirando por lo bajo, pues para arriba siempre hay opciones, como el siguiente caso:

El flash de mano más caro del mundo

Hace dos semanas, recibí una invitación a través de Facebook para asistir a un evento de presentación de un flash de una marca de reconocido prestigio que no voy a nombrar aquí porque no me da la gana hacerles publicidad.

En la información del evento se decía que lleváramos nuestras cámaras porque sería un taller práctico. Todo pintaba muy bonito pero yo tenía claro que no iba a asistir. Te doy un dato: es un flash portátil que cuesta 999€, sí, no es coña, ponen el precio así como para que parezca una oferta pero es 20 veces más de lo que cuesta mi actual flash.

Mi hijo también lo flipa

Aún así, terminé asistiendo, ya que pocos días antes del evento un compañero me preguntó que si iba a ir y bueno, fui por vernos y pasar la tarde. Al fin y al cabo no iba a ser una charla de venta, sino algo práctico, podría probar si realmente es 20 veces mejor.

¡Error! nada más llegar, la primera frase del presentador fue que como nos habíamos apuntado muchos habían decidido que no iba a ser un taller práctico sino que sería más una charla. Como si el número total de asistentes les hubiera sorprendido a pesar de que se requería inscripción previa. Mal empezamos. Pero lo siguiente fue peor, nos enchufó un anuncio de Youtube donde salía el mejor fotógrafo de bodas de New York (en inglés mola más) que no quería usar flashes de mano y tras probar el genial flash que nos estaban intentando vender su fotografía había cambiado para siempre. Sí, televentas chungo total.

Pasada media hora, me levanté y me fui. Según me contaron luego, muchos salieron después. Nos intentaron tomar el pelo descaradamente con técnicas de venta del siglo pasado. Buena suerte muchachos, yo seguiré comprando el producto que me ofrezca la mejor calidad precio sea de la marca que sea.

Esto es lo que he cobrado de momento como fotógrafo

  • 40€ por estar durante 3h haciendo fotografías en un pub local. Además, estuve 2h dedicadas a edición y tratar de que las fotos quedaran lo mejor posible: 40€ / 5h = 8€/hora.
  • 100€ por cubrir una fiesta privada de cumpleaños durante 3h. No cobré desplazamiento al que dediqué un total de 1h. Estuve 2h editando y alrededor de 5h haciendo un vídeo porque quise dar más de lo que el cliente había contratado con la esperanza de conseguir trabajos futuros: 100€ / 9h = 11€/hora.

La ley de la señora que limpia en casa de mi madre

Mi madre trabaja en una tienda en verano, de esas que están abiertas todas las horas posibles durante todos los días, sin descanso. Eso hace que no pueda ocuparse de sus labores y tenga que buscar una señora que limpie la casa. Como mi madre es muy generosa paga a 10€/hora. Por lo que tengo entendido, es un buen precio por hora, otra gente paga unos 8€ y alguna importante empresa de la comunidad valenciana 5€/hora.

Entiendo que hasta para limpiar hay que saber y que todo trabajo requiere su experiencia. Sin menospreciar a nadie pues todos los trabajos son dignos y necesarios, creo que sería lógico pensar que mientras más formación se requiera para un trabajo, más se tendría que pagar.

Un fotógrafo pone en juego más capital y necesita más formación que una limpiadora. Y a pesar de todo, yo diría que para mucha gente se valora incluso menos porque es sólo darle a un botón.

Seguramente tengas razón si piensas que…

  • Soy gilipollas por haber trabajado por tan poco.
  • Que por lo menos he cogido experiencia.
  • Que hay que aceptar el precio que ofrecen para trabajar.
  • Que no te puedes rebajar hasta el infinito.
  • Que si no lo coges tu alguien más lo hará.
  • Que no hay derecho.
  • Que lo tomas o lo dejas.
  • Que mejor me dedique a otra cosa.

[/restrict]

Conclusiones

Ser fotógrafo profesional y autónomo en general, es una esquizofrenia constante, tratando de buscar un equilibrio entre lo que te gustaría hacer y lo que puedes hacer. En el punto en el que me encuentro, he decidido que quiero tomar el control del precio por hora de mi trabajo y quien no esté dispuesto a pagarlo, no es mi cliente.

Me gustaría conocer tu opinión al respecto ¿crees que hay que establecer unos límites? ¿trabajar al precio que sea? ¿qué valoras a la hora de elegir un fotógrafo?