Este es el material fotográfico con el que cuento para mis trabajos. Lista actualizada constantemente:

Mochila

Quería algo muy básico y ligero, así que compré la más básica de Amazon para darme cuenta de que no era cómodo llevar todo el material amontonado.

Pero como no tenía mochila multiusos, me la quedé y pedí otra ya enfocada a la fotografía. Era demasiado cutre, los flashes Neewer van bien pero esta mochila parecía que iba a aguantar poco trote. Probé con esta que ponía que era pequeña ¡pero es muy pequeña! como para niños o algo así.

Así que finalmente, cansado de recibir y enviar cajas, fui a lo seguro y compré la mochila de la marca Amazon Basics.

Y esa es la que tengo desde entonces. Tiene buena capacidad, buenos acabados y es incómoda como cualquier otra mochila cuando la llevas llena 😉

Cámara

Tras comprar una Nikon D5600 y quedarme muy decepcionado con el enfoque en vídeo, la devolví y decidí tirarme a la piscina pasándome a Canon con la EOS 200D.

Ya he escrito sobre la cámara y seguiré informando. Si quieres una buena cámara que aguante ISOs altos y grabe perfecto el vídeo, te la recomiendo.

Objetivo 50mm 1.8

Yo buscaba un 35mm para que me diera un 50mm que es lo que venía usando en Nikon pero en Canon se han flipado con el precio, así que he optado por el Canon 50mm que me da unos 80mm para retratos.

Baterías extras

Que las cámaras sean caras, bueno. Que los objetivos cuesten más que las cámaras, ejem, vale. Pero que una puta batería cueste 59€ ya es pasarse con los pobres foto-adictos que semos ¿alguien ha dicho abuso? Por suerte, hay marcas chinorras que hacen el papel por mucho menos. De la mano de Powerextra (marca que no había oído hasta ahora) llegan 2 baterías del doble de capacidad de la original más un cargador compacto con conexión USB. Se pueden cargar desde el coche, enchufes, incluso powerbank o móviles. Todo menos de 20€. Con el precio de la original te puedes comprar 4 y encima te sobra.

Según he descubierto, las baterías de Canon vienen codificadas (no te jode, con el precio que las venden quieren proteger su negocio). Así que hay algunas más baratas todavía que no muestran la carga en el visor. Éstas dice el vendedor que están parcialmente descodificadas, muestran barras en el visor pero todavía no he comprobado lo exacto que es. Actualizaré en breve.

Correa lateral para colgar la cámara

Cumple su función. Me está aguantando dos años ya. El tornillo está algo oxidado porque me metí en el mar a hacer fotos a surfistas. Se puede ajustar bastante bien según la ropa que lleves, la zona donde te muevas y las manías de cada uno.

Tarjetas de memoria SD

¿No te parece curioso que todo el material fotográfico sea tan caro y sin embargo todo dependa de una simple tarjeta SD? Por muy buena cámara que tengas, si se te estropea la tarjeta estás jodido.

Las cámaras de gama alta o profesionales ya incluyen doble lector de tarjeta pero tienes que pagar un precio desorbitado solo por esa función. En mi caso (Canon 200d) solo tiene una ranura para tarjetas SD así que la solución que he encontrado es la de ir cambiando de tarjeta cuando llevo unas 100 fotografías o menos. En caso de problemas solo perdería una parte del trabajo.

Para comprar una tarjeta sd te recomendaría que no te obsesionadas tanto con la capacidad sino que miraras más la velocidad, sobre todo si vas a hacer fotografías en ráfagas. Quitando las más baratas la mayoría son ya de clase 10 y de nuevo sistema SDXC2. Revisa la documentación de tu cámara para ver hasta qué velocidad soporta ya que puede ser que compres una tarjeta más rápida de lo que tu cámara puede soportar y entonces te seguirá funcionando pero la tarjeta ir a a una velocidad inferior de lo que has pagado.

Cada cierto tiempo, puedes probar que las tarjetas funcionan bien y no tienen sectores dañados con HDtune, aplicación gratuita. En caso de que te marquen algún sector con defectos, tírala, no vale la pena arriesgarse a perder una buena foto.